y el otro, el mejor neurocirujano del mundo…

contratos Amigos.
Para ser honesto, no me había referido a un personaje tan variopinto como Trump en estas cápsulas que escribo porque ustedes me honran leyendo solo por una razón.
Creí que era una broma.
En serio. Al principio pensé que las elecciones en Norteamérica serían una reedición de la campaña de 1992 entre un Bush y un Clinton.
Después me parecía mejor contendiente del lado de los republicanos el Doctor Ben Carson. De quién pensé (y sigo pensando) era el candidato republicano más presentable. Más inspirador. Hombre de raza negra con un origen humilde. Madre aletrada que sufrió lo necesario para que uno de sus hijos fuera ingeniero y el otro el mejor neurocirujano del
Mundo.
Que puede hacer la historia ante un candidato así?
Y no. Resulta que es hora de tomar en serio a un candidato extraño, sin vida partidista, que no sabe trabajar en equipo, que no ha ocupado en su vida un cargo público. No uno de responsabilidad, que ha engañado, defraudado y robado y de quién es claro no es posible confiar.
Su gracia. Es rico e intolerante.
Lo anterior más allá de una anécdota de campaña (aún queda ver si gana) es una gran bofetada al estúpido paradigma del post modernismo en el que estamos inmersos.
En una época en fonda cada quien adopta las ideologías que más le gustan, en donde el reto es pensar diferente, resulta ser pecaminoso pensar diferente.
Este hombre no es más que una expresión de lo anterior. La intolerancia. El racismo. La segregación.
La
Idea de ganar una elección centrando el triunfo en la confrontación de la sociedad. Somos nosotros contra ellos y no vamos a permitir que ellos nos ganen. Como idea central del discurso hace lamentable la época en la que vivimos.
No sé en lo personal como va a terminar esto. Los últimos meses han estado llenos de sorpresas. Lo que sí entiendo es que gane Clinton, o gane Bush; el
Pueblo norteamericano a quedar profundamente dividido. Más que antes. Casi como cuando López obrador fué derrotado por menos de medio punto por Calderón. La sociedad se dividió y al día de hoy no se ha logrado unir de nuevo.
El día de hoy muy temprano leí una opinión muy inteligente de una persona que no conozco. Ella se pregunta porque no hay hombres exigiendo publicidad con obesos y no con modelos y cosas así.
Ella Remata señalando que los hombres tenemos algo que ellas han perdido.
Que a nosotros no nos importan los estereotipos. Entre otras cosas.
A ella, una liga de tolerantes feministas le
Cerraron su página.
Para allá vamos.
Hasta mañana!

Responder